Banner
Por: Carlos Fernando Villa Gómez

Otras tendencias que se aprecian con fuerza para el año que iniciamos, sumadas a las que ya comentamos, las resumimos para que sean consideradas de acuerdo con las necesidades y expectativas de cada quien.

Algo que se sigue tratando con insistencia, y que como en ocasiones dijimos, es querencia de no pocos, es lo que desde hace varios años han afirmado algunos: la disminución y posterior muerte del accionar del mercadeo tradicional, el cual consideran que con el paso del tiempo será sustituido por lo interactivo, lo virtual, y lo que ello implica.

Para nosotros es algo que se está acomodando, y que es un medio más que se suma a los tradicionales, lo cual, como es apenas lógico, ha generado, y sigue ocasionando, un trauma; igual sucedió cuando aparecieron la radio, la televisión y todos los adelantos científicos que han hecho real una revolución en el mundo de las comunicaciones.

Unos y otros, es decir, quienes opinan que el mercadeo tradicional está muriendo, y quienes opinamos que lo nuevo está haciendo parte del proceso, haciéndose necesario un ajuste de las herramientas usadas y la intensidad de ello, no podemos desconocer que ese ajuste, y sus consecuencias, son un hecho concreto.

El marketing móvil, que no es otra cosa que el uso de los equipos móviles para las actividades del mercadeo, seguirá aumentando. En Estados Unidos, de acuerdo con los datos de CTIA Wireless Association, más del 80% de la población acepta que se haga uso de él para el proceso mercadológico, y en el mundo se considera que más del 60% están en ello.

Si se considera el crecimiento de los medios móviles y su utilización, hay que aceptar que es una realidad el incremento de su uso para el mercadeo, pues cada día será más versátil, veloz, etc., lo que permite promoción (en el sentido completo del término), análisis, seguimiento, y más en tiempo real.

Si 2010 fue el año de la aceptación de las redes sociales para el mercadeo, como tantos opinan, el nuevo año será de continuidad de ese crecimiento y del uso de esas redes para las comunicaciones estimuladoras del marketing, lo que quiere decir que no es sólo para establecer "cadenas", sino para todo lo que se refiere al mercadeo práctico efectivo.

La participación, cada vez más activa y fuerte, de los clientes en los procesos de mercadeo de las organizaciones, seguirá en aumento, y fuerte. Si antes se decía que el cliente es quien determina la calidad y define y acepta los valores que se ofrecen, con mayor razón en los momentos actuales, es el cliente, el mercado, quien eso hace. Por lo tanto, el diálogo permanente con el mercado, lo que lleva a necesitar medios y sistemas para hacerlo, serán cada vez más comunes y apreciados.

De la misma manera, el hecho de vivir circunstancias como las actuales, de crisis, de falta de poder adquisitivo, etc., hacen que sean los clientes quienes cada vez valoren más lo que se ofrece y lo que vale la oferta que se hace.

Por último, para dejar estos temas de reflexión en este inicio de año, hay que decir que la tendencia que se conoce como "relacional" sea cada vez más fuerte.

 Es decir, el manejo de las relaciones con clientes y prospectos será cada día de mayor nivel de exigencia, por parte de unos y otros: las organizaciones tratando de lograr más fidelidad o lealtad de los clientes, y éstos buscando conocer más de aquéllas para lograr los niveles de confianza que se buscan en un mundo de múltiples oportunidades.

Así pues, como se ha dicho en los últimos tiempos, el mercadeo llamado relacional, será un gran protagonista de lo que es y será el accionar del mercadeo en el mundo, y, en nuestro medio, en 2011.