Banner
Por: Carlos Fernando Villa Gómez

A muchas prácticas del mercadeo las están llamando por la acción principal que se realiza; hablamos de mercadeos experiencial, relacional, uno a uno, masivo, religioso, deportivo, cultural, directo, deportivo, etc., sin que ello signifique que existan diferentes mercadeos, como algunos han pensado.

Los mayores exponentes del mercadeo en la práctica han aceptado, y hecho realidad, el mundo virtual y su altísima influencia en el comportamiento del consumidor, sobre todo de quienes son, y se dicen y creen, jóvenes. Las redes sociales, y la actividad por la Web ha crecido y sigue aumentando el número de "participantes" en sus múltiples opciones. Dicho en palabras de Dick Martin en su libro ‘Secrets of the Marketing Masters' (Amacom 2009), "los maestros del mercadeo han integrado los mundos virtual y real... y la juventud ha hecho de Internet parte de la cultura".

Para las nuevas generaciones, las redes sociales y la Web son una forma de vida, una manera de desarrollar parte del mercadeo efectivo. Es indudable que el mundo virtual ha hecho que las comunicaciones evolucionen y se conviertan en una actividad cada vez más importante en la logística del marketing.

No se trata de comunicar, simplemente; se busca y se necesita, para que el mercadeo sea verdaderamente efectivo, que se desarrolle de manera permanente un diálogo, una conversación, en lo cual intervienen todos los actores del proceso. El contacto es algo que se ha convertido en actividad permanente, durante las 24 horas del día, por lo cual los mercadólogos tienen que establecer bases que les permitan a clientes y prospectos modelos de comunicación efectivos.

De acuerdo con cifras de Deloitte & Touche, según estudios realizados en 2007, 62% de los usuarios de Internet buscan opiniones sobre empresas y productos en la red, antes de tomar una decisión; y de ese 62%, cerca de 8 de cada 10 (82%) afirman que no deciden una compra sin antes confirmar lo que opinan acerca de productos, servicios, empresas, etc. Sorprende a muchos también, saber que de acuerdo con el estudio 42% de quienes acuden a las redes en busca de información, son mayores de 75 años de edad. Las cifras también son sorprendentes para algunos porque casi la mitad de quienes buscan información y comentarios lo hacen cuando se trata de electrodomésticos y elementos del hogar; más del 20% de los consultantes lo hacen sobre artículos de cocina, ropa, comida y artículos para el aseo en general. Y todo lo anterior se hace buscando opiniones del consumidor, tratando de conocer las experiencias que otros han tenido.

Es decir que, el contenido de lo que se publica nace de los consumidores, no de los productores ni comercializadores, haciendo que la importancia de las redes y de Internet sea cada vez mayor, casi que obligando a los empresarios y a los encargados de las comunicaciones a estar pendientes 24/7 sobre lo que se dice, pues cuando se comentan problemas en la blogosfera, los mercadólogos tienen que actuar inmediatamente, debido a que si se da espera, lo negativo se multiplica rápidamente.

El tráfico en las redes sociales se ha duplicado desde mediados de 2008. Michael Dell, hablando de la importancia de las redes, dice que "estoy seguro de que hay muchas cosas que no puedo siquiera imaginar, pero que nuestros clientes sí".
Mucho hay por hacer y por decir; lo cierto es que hay que trabajar con mercadeo del mouse o del ratón, pues cada día será más fuerte la "influencia del roedor".