Banner

Por: Carlos Fernando Villa Gómez

No son pocas las veces que recibimos inquietudes acerca de cómo debe ser el mercadeo actual, sobre todo cuando hay tanta gente hablando de crisis, y tantas cosas negativas, que a nada bueno conducen.

Muchos pueden ser los principios del mercadeo; pero algunos que consideramos importantes de acuerdo con las circunstancias, presentamos algunos para pensar sobre ellos.

1. El cliente, el mercado, debe ser siempre el centro de las decisiones de la empresa, comenzando por el llamado "interno".
2. El mercado debe considerarse como una sumatoria de personas humanas, quienes a su vez conforman los dos grandes segmentos prioritarios del mercado: los consumidores finales (mercado de consumo y mercado empresarial), y los canales de distribución.
3. Las decisiones deben tomarse analizando el efecto de ellas sobre los anteriores.
4. La búsqueda de beneficios de cualquier organización debe justificarse por la contribución a satisfacer necesidades y mejorar el nivel de vida de la sociedad, con la oferta que se hace (productos, servicios, etc.).
5. Siempre debe buscarse la optimización de dos conceptos: oferta sólida que genere beneficios ídem, de manera que se pueda consolidar la organización a largo plazo.
6. Todas las acciones de la organización deben estar encaminadas a la obtención y el mantenimiento de la confianza del mercado; las decisiones deben tomarse siempre de manera tal que no se perjudique la confianza de nadie.
7. Regular y sistemáticamente deben identificarse, cuestionarse, monitorearse y valorarse todos los aspectos concernientes al comportamiento significativo del mercado (los consumidores y prospectos).
8. La innovación debe ser una actividad de búsqueda permanente, pero debe partir de la base de mejorar o generar actitudes y comportamientos que redunden en beneficio de todas las partes involucradas. Como tal, también debe tener una ventaja diferencial sobre la competencia, que sea sostenible.
9. La dinámica del mercado, y mucho la de los sistemas de distribución, hay que mantenerla siempre presente, teniendo en cuenta que es la organización la que debe mostrar los niveles adecuados de adaptabilidad, no los clientes y prospectos.
10. La actitud neutral con respecto a prácticas comerciales de los demás, siempre será una política acertada. El respeto por las decisiones de los demás siempre será positivo.
11. De los competidores siempre habrá algo que aprender. Una mente abierta, observadora, analista, etc., permitirá que cada día se pueda lograr un beneficio, al menos, de lo que hacen los competidores.
12. El interés de la sociedad debe estar por encima de los intereses del segmento, por lo que las decisiones deben tomarse teniendo en cuenta que aquél debe prevalecer sobre éste.
13. Todas las decisiones y acciones deben tener siempre como base la mezcla de mercadeo, la que a su turno debe estar apoyada siempre en valores y principios éticos, morales y sociales.
14. La actividad empresarial debe estar coordinada por un plan de mercadeo que oriente a todas las áreas de la organización; este plan debe ser operativo, no político ni académico, y debe ser aceptado y seguido por todos.