Banner

Por: Carlos Fernando Villa Gómez

Con seguridad, el próximo año estaré lleno de aventuras, enseñanzas, diversión y rentabilidad para quien sepa aprovechar las oportunidades, que no serán pocas. Estará, además, lleno de sorpresas, pues veremos no pocas pequeñas y medianas empresas superando a las grandes, apreciaremos líderes de mercados adaptándose a modelos conservadores y reduccionistas, los cuales se fundamentan en recortes, sobre todo de mercadeo y comunicaciones, convencidos de que el resto de competidores también lo harán, y podremos observar "oportunistas" que ante los temores y las dudas de muchos se aprovecharán de las circunstancias.

Roy Williams, "The Wizard of Ads", predice que se van a dar tres tendencias fuertes en los mercados.
Uno, disminución en los volúmenes de compra de todos los tipos de consumidores: la ropa se utilizará por períodos de tiempo más prolongados, los carros, muebles y enseres, y las propiedades serán más tiempo de un mismo propietario, y, en fin, la racionalidad en la toma de decisiones será un aspecto más fuerte, quizá haciendo que las compras se realicen cuando verdaderamente haya que hacerlas.

Dos, la calidad será un factor de mayor consideración; es decir, menos cosas pero mejores. La gente prestará más atención a lo que dice la gente, sobre todo lo que se dirá acerca de la calidad de los productos, tanto tangibles como intangibles. El precio continuará siendo variable de gran importancia, aunque se verá el efecto de la calidad cada vez más fuerte. Quienes se han logrado posicionar por alta calidad, verán que los esfuerzos hechos comenzarán a dar más frutos.

Tres, los conceptos de "fidelidad, responsabilidad social, ecología y sostenibilidad" serán cada vez más fuertes, más usados y de mayor consideración en la planeación de las actividades de mercadeo, principalmente.
Esos conceptos, que antes ni se mencionaban casi, y que han ganado terreno en los últimos años gracias a las variables exógenas que poco eran consideradas, se han ido convirtiendo en base de acciones de todo tipo de organizaciones.
Además, podremos observar, con seguridad, variación en los sistemas de planeación, debiendo trabajarse con mayor intensidad planes de mercadeo de los llamados tácticos, es decir a corto plazo, siendo éste de aproximadamente un año, dejando de lado muchos de los llamados planes estratégicos, pues la velocidad del cambio está haciendo que las acciones que se programan sean a tiempos más cortos que los ya tradicionales. Además, porque se ha observado que la mayoría de los planes elaborados bajo los parámetros de la planeación estratégica no han sido los que mayores resultados han generado, mas sí muchas dificultades, tanto en la comprensión como en la ejecución.

También, según los análisis adelantados, será un año durante el cual habrá grandes fusiones, alianzas y adquisiciones; la mujer seguirá siendo más tenida en cuenta en todos los campos del mercadeo; la innovación se convertirá en algo común, lo que hará desaparecer muchos productos para dar paso a nuevas alternativas. Aparecerán nuevos frentes de acción para los mercadólogos, y los tradicionales almacenes por departamentos serán duramente atacados por los especialistas, los cuales continuarán siendo atacados con fuerza ante la preferencia de los clientes y prospectos por éstos. La tecnología será cada vez más usada y las comunicaciones integradas serán las que dominen el campo de la estimulación de la demanda, imponiéndose el humanismo.
Son tendencias y expectativas, pero para todos, esperamos que 2009 sea sensacional.