Banner
Por: Carlos Fernando Villa Gómez

El antimercadeo se ha definido como las actividades que se desarrollan, en cualquier área de la organización, causando pérdida o alejamiento de clientes actuales y prospectos, e impidiendo el adecuado proceso logístico de mercadeo. Dicho de otra forma, es un conjunto de acciones que por su complejidad hacen la vida difícil para las personas, causando el éxodo de ellas hacia otras de las múltiples alternativas que presentan los mercados.
Como siempre ocurre, muchas veces, la mayoría quizás, no se sienten los síntomas del proceso de generación de esa telaraña que se aprecia, razón por la cual mencionamos cinco de los principales indicadores de gestión que muestran que se está cayendo en ese campo.

Si la respuesta a los siguientes interrogantes es positiva en más de dos casos de los que se exponen, se está muy próximo, o ya se ha llegado a niveles incompetentes de complejidad; si es afirmativa en los cinco casos, se requiere ayuda urgente.

Primero: ¿Se encuentra la organización ante comunes y repetidas extensiones de la jornada de trabajo regular y se está obteniendo un resultado inferior a los antes logrados, además de estar sintiendo que las personas tienen exceso de trabajo y caen en muchas cosas en las que tiene que intervenir la administración?

Segunda: ¿Se está retrasando la actividad de respuestas a las solicitudes e inquietudes de los mercados interno y externo (telefónicas, de visitas, correos ordinario y electrónico, fax, etc.) y se está llegando a pensar que cada vez es más difícil estar al día y alcanzar los niveles de rendimiento de antes?
Tercera: ¿Está la organización manejando o tratando de manejar más órdenes, reportes, reuniones, comités, productos, proveedores, quejas y sugerencias que antes y los rendimientos (humano y financiero) no son los mejores, y hasta peor que antes?

Cuarta: ¿Se tiene que trabajar con muchos sectores geográficos, locales, grupos y personas con los cuales se están presentando repetidos problemas y se está dificultando o se ha dificultado el trato y el seguimiento de aspectos como qué cuándo, dónde, por qué , para qué, cómo, etc., haciendo pensar que se está donde no se debe estar y/o que se necesita una reorganización con urgencia?

Quinta: ¿Se está viviendo una situación de tener que tomar muchas decisiones de entre muchas alternativas, generándose confusiones y frustraciones haciendo pensar que todo tiempo pasado fue mejor?
Como dijimos anteriormente, gracias a la alta velocidad de la constante del cambio que hoy se aprecia, especialmente en campos como los tecnológico, económico, legal y socio-cultural, sumados a las consecuencias de la globalización que ha incrementado el número de competidores de manera exponencial, prácticamente todo se está tornando más complejo.

El remedio más efectivo es la claridad en el enfoque de la organización, lo simple en la administración, centrándose en lo que importante, evitando que se llegue a lo urgente. Pero lo anterior, enmarcado dentro de parámetros claros de comportamiento en todas las áreas, y trabajando con base en las han sido llamadas las 2 Pes y las 2 Des: Paciencia y Persistencia, pero dentro de los rangos normales, Diálogo permanente con todos los sectores y Database (Bases de datos) que permita no solamente conocer sino también orientar el proceso de relaciones con los mercados.
Como dijo Jack Trout: "La complejidad no es para admirar sino para evitar."