Banner

Por: Carlos Fernando Villa Gómez

3. Recuerde: la empresa está compuesta por personas que hacen mercadeo, y deben hacerlo bien pues son verdaderamente unos “asociados”. Uno de los aspectos fundamentales del mercadeo moderno es que es una función organizacional, desempeñada por todos en la empresa. Como alguien dijo, “toda empresa debe crecer para que la gente pueda crecer bien, y la gente debe crecer para que la empresa crezca”; William Arthur decía que “un profesor mediocre habla, un buen profesor explica, el profesor superior demuestra y el gran profesor inspira”. Estas frases sirven de apoyo para recordar a los empresarios la necesidad de mantener a todos en las empresas, todos, sin excepción, actualizados y capacitados. La tecnología, las normas, las leyes, los enfoques, la competencia, todo, está cambiando hoy mas rápido que nunca, y si se quiere enfrentar adecuadamente la competencia, el personal, sin excepción, propio y no propio, debe estar siempre al día en lo que se relaciona con los aspectos básicos para el mercado y saber qué hacer en cada caso. Todos los días los clientes saben más, preguntan,  visitan los sitios Webs o sucursales virtuales, y esperan que cualquiera de las personas de una empresa sepa responder o, por lo menos, dirigir al cliente o prospecto hacia quien debe responder. Wilson afirma que “si me dice, se me olvida; si me indica, puedo recordar, pero si me involucra, entenderé”.

4. Recuerde recompensar y agradecer a los empleados y a los clientes! Uno de los hechos más fuertes para que los empleados y los clientes mantengan un adecuado nivel de motivación e interés es saber recompensar a tiempo y agradecer. Las empresas prosperan y crecen porque el mercado las respalda, y los clientes lo hacen porque las cosas salen bien, como resultado del trabajo de todos.  En un escritorio de alguien, nos encontramos un letrero que decía: “si quiere empleados leales, contrate perros; nosotros trabajamos por el sueldo”. Al preguntarle al empleado por el sentido de la frase nos dijo que era solamente para que pensaran que las personas necesitan ser recompensadas, reconocidas, y que de vez en cuando es muy bueno escuchar la palabra gracias. Para ello, para que se sientan bien y cada día con mayor motivación, se debe estar pendiente de lo que sucede para hacerlo (recompensar, reconocer y agradecer) adecuadamente, sin que implique regalos, ni dinero, que aunque pueden ser de gran beneficio eventualmente, hay muchas otras formas de hacerlo adecuadamente: llegar un día con algo de comida, por ejemplo buñuelos, para todos, repartir algo útil para los niños, programar un día de juegos para la familia, hacer concursos, entregar tarjetas de las miles que hoy existen para todo, etc., son formas de hacerlo, y sin duda, se logrará un resultado muy positivo para quien lo haga; pero, con cuidado, sin abusar ni cansar, midiendo lo que se hace. No hay que olvidar que a todos los humanos nos gusta sentirnos importantes!

5. Hacer que todos hablen, pero que hablen bien! El mercadeo de palabra, de susurro o de rumor, como algunos lo llaman, es el que mas credibilidad tiene y acciones genera. Para lograr que empleados y clientes hablen bien de la empresa y sus productos hay que hacer que se sientan parte del proceso, y para que ello se de, es muy recomendable establecer grupos estratégicos, o si se prefiere, alianzas estratégicas. Los grupos de personas, de acuerdo con habilidades, gustos, comportamientos, etc., son grandes generadores de ese mercadeo de palabra, además de convertirse en constantes generadores de ideas. Cuando se logra lo que se espera, simplemente, no se habla casi nunca; pero cuando se obtiene más de lo esperado y se da lo comentado en el numeral anterior, las cosas son diferentes: se habla!