Banner

Seis elementos fundamentales al crear el nombre de una marca

 

Tomado de: www.theslogan.com

Todo aquel que emprende un nuevo negocio, planifica las estrategias de funcionamiento, define los sistemas de trabajo, observa el funcionamiento del mercado en el que pretende adentrarse y chequea el presupuesto necesario, pero cuando ya está todo listo uno de los grandes dilemas es:

¿Qué nombre debe llevar la empresa?

Los cuestionamientos no son menores, así como tampoco la lista interminable de variables que se utilizan buscando la clave perfecta que permita ser identificado, recordado y luego preferido por la audiencia al entrar en funcionamiento, sin embargo ¿Se alcanzan esos objetivos normalmente?

Aunque muchos lo intentan, no siempre se consigue crear un nombre corporativo o marca eficiente, por ello una recomendación es tomar como objetivo contar con seis elementos considerados fundamentales a la hora de inventar un nombre para la empresa o una nueva marca.

Seis elementos fundamentales al crear el nombre de una marca:

1. Debe expresar la identidad de quienes la componen. Este es el primer aspecto a tener en cuenta al crear una marca o nombre corporativo, pues desde el momento en que ésta se lanza al mercado, son sus integrantes quienes la representarán, por lo tanto una buena práctica es hacerse la siguiente pregunta ¿Cómo se prefiere que piense el público acerca de esta empresa?

Muchos profesionales no encuentran una mejor forma de combinar este elemento más que con su nombre personal, es el caso de los abogados, médicos, publicistas, diseñadores, entre otros. Aunque usar el nombre personal es una gran idea muchas veces, para ciertos oficios o empresas no es una buena idea.

2. Inventar un nombre que deje en claro, contextualmente, que es lo que se hace, es fundamental para cualquier empresa. Sin duda este es un elemento difícil y puede llevar a crear nombres compuestos, pero es uno de los elementos claves en el éxito de un nombre innovador.

3. Hay que decir cómo se hacen las cosas. Saber representar la forma en que se hacen las cosas, es una manera muy efectiva de captar la atención del público sin siquiera saber si hay o no un buen servicio o buenos productos. Un ejemplo concreto podría ser el nombre que tiene un centro de masajes: "Masajes Terapéuticos, Spa Vida Nueva o Masajes sobre las nubes. En este ejemplo, aunque los tres nombres hablan de un mismo concepto, solo los últimos dos podrían ser asociados a un masaje "placentero, renovador y completo".

4. Hacer la diferencia respecto de la competencia. Hacer hincapié en lo que mejor se hace, es uno de los factores diferenciadores a los que se puede recurrir para guardar las distancias con la competencia sólo con el uso del nombre corporativo. Conceptos que hagan pensar que sus productos y/o servicios son inigualables, forma parte de esta estrategia.

5. Exprese lo que su público objetivo busca. Crear el nombre de una empresa o una marca, también incluye el hecho de fijarse que es lo que quieren sus potenciales clientes. Un nombre que contiene las palabras que se buscan por la audiencia objetiva, forma parte de un nombre exitoso, con el cual rápidamente puede conseguir un mercado cautivo sólo por utilizar dichas palabras.

6. Hacer que le nombre sea entretenido. Crear un nombre entretenido, invita a recordarlo y querer hablar sobre él. La creación de un nombre tiene que mantenerse atenta a no inventar uno que amedrente a la audiencia o que le haga parecer riesgoso, pues estos factores son los que podrían eliminar los logros obtenidos con el cuidado de los puntos anteriormente nombrados.