Banner

Algunas ideas principales del artículo de: www.gestiopolis.com

 

En la gestión de tu servicio debes identificar a aquellos proveedores que representan un mayor riesgo de afectar tu calidad. Individualizarlos y asegurar la calidad de su servicio es clave para la satisfacción del cliente final.

Al momento de gestionar tu servicio debes tener en cuenta que hay características que lo diferencian de las empresas de producción. Una de ellas es la simultaneidad entre la “producción” del servicio y la recepción del mismo por parte del cliente.

En este sentido, la norma ISO 9001 (Sistemas de Gestión de la Calidad – Requisitos) dice: “La organización debe asegurarse de que el producto adquirido cumple los requisitos de compra especificados. El tipo y alcance del control aplicado al proveedor y al producto adquirido debe depender del impacto del producto adquirido en la posterior realización del producto o sobre el producto final.” (Al decir “producto” en esta norma, también se refiere a “servicio”).

Este último aspecto que destaca la norma es importante en la gestión del servicio, ya que se debe diferenciar al proveedor según el impacto que “su” servicio genera en “tu” cliente.

Por lo tanto, de esta manera, puedes identificar a los proveedores de tu empresa que tienen un impacto más directo sobre tus clientes, y será sobre ellos que te sugiero implementar las siguientes acciones:

1. Acordar los valores y objetivos principales.

2. Una vez que te asegures que están en la misma línea, debes realizar para tus proveedores especificaciones claras.

3. Luego debes establecer un mecanismo de control de dichas especificaciones (las que sean realmente importantes).

4. Finalmente, especifica las acciones a seguir en caso de desvíos, o de amenaza de desvíos.  

 

 

 

  •