Banner

Las minúsculas dan la cara

 

    Tendencias de las empresas al diseñar sus logos

En la actualidad las letras minúsculas son reinas en los diseños de los logos de las compañías. Esta tendencia viene acompañada, además, de cambios en la tonalidad de los colores y en la forma de las letras.
En los últimos años empresas de suma importancia en el orden nacional han cambiado sus tradicionales logos: Ecopetrol, Empresas Públicas de Medellín (EPM), Emi e Isa. El común denominador de los nuevos diseños es que se le cedió el protagonismo a las letras minúsculas, se introdujeron colores más vivos y la línea curva fue privilegiada en detrimento de la línea recta.

Todos estos cambios obedecen a conceptos que adquieren gran importancia dentro de la comunicación gráfica, y a lo que quieren reflejar las compañías desde el mismo nombre.

Yo me llamo...

El logo es lo que identifica visualmente a una empresa o a una marca. Incluso en el caso que el logo tenga letras, éstas se convierten en una imagen. Haciendo una analogía con las personas el logo se convierte en su nombre: Juan Pérez o Pedro Morales, para poner un ejemplo.

Dependiendo de la manera cómo se diseñe o se escriba se trasmiten cosas diferentes. "Los tipos de letras (curvas, redondas, alargadas, etc), y la forma como se ponen las letras también trasmiten cosas. De ahí que la gente diga por ejemplo que una letra es clásica, moderna ó diabólica. El anterior logo de EPM era clásico, y remitía a una empresa de más de 50 años de fundación, era sobrio, mostraba a una empresa de trayectoria", señaló Patricia Vélez, docente de color y concepto en la Facultad de Diseño de Vestuario de UPB, y antigua directora del programa de publicidad en la misma institución.

"Eso de cambiar el logo ha sido muy discutido porque las personas pueden preguntarse hasta que punto cambia la identidad de la empresa con las modificaciones. Eso causa traumatismo, porque uno asocia la empresa con el logo", añadió la profesora Vélez.

Mandan las minúsculas

En la actualidad los logos de las empresas tienen letras modernas con las que se busca crear sensación de agilidad. Con esto se quiere causar en los clientes el sentido de una empresa que es cercana a las nuevas generaciones y que se adapta a los cambios que le exige el mundo moderno. De ahí el uso de colores ácidos, letras curvas y levemente inclinadas.

"Las minúsculas son letras más amables. Las mayúsculas son letras más rígidas porque ninguna sube y ninguna baja. La "d" minúscula sube y la "p" minúscula baja, eso da sensación de movimiento. Ellas permiten más agilidad y sensación de alegría porque tienen muchas maneras para diseñarlas", dijo la profesora Vélez.

La letra y la norma

"Cambiar letras mayúsculas por minúsculas ha sido una moda que se ha extendido y finalmente se ha institucionalizado a modo de ley. La Real Academia de la Lengua sigue defendiendo las normas ortográficas que se han establecido sobre el uso de las mayúsculas en los nombres propios. Se escribe con mayúscula inicial lo que me enseñaron a mí y lo que aún los maestros enseñan: nombres propios de ciudades, personas, marcas y empresas. Incluso las siglas. Tenemos tres grandes dones que son la vida, la salud y la palabra, y por eso hay que respetar el idioma y sus normas", precisó la docente y defensora del idioma Lucila González de Chávez.

Fuente: Periódico El Mundo