Banner

Las 4 "C" de la Revolución 2.0

 

Tomado de: www.theslogan.com

Dicho público se caracteriza porque ya no le interesa acercarse a un periódico y cada vez ve menos televisión, pero pasa más tiempo frente a una computadora o cualquier dispositivo que le permita estar conectado a la web y a sus redes sociales.

Es en la web y redes sociales donde buscan, encuentran y eligen la información que consideran valiosa, de interés y confiable. Este es el público al que se enfrentan los medios hoy en día, uno no comprometido ni fiel a marcas, plumas, medios, etc.; lo que supone un reto para los periodistas y medios de comunicación que quieren hacerse de estos lectores e incidir en ellos.

La comunicación y las nuevas generaciones se han transformado tanto al grado de que hoy se habla de que estamos frente a la Generación C, aquella que no se conforma con los formas tradicionales, busca innovación y respuestas rápidas a sus cuestionamientos.

Los medios de comunicación ahora deben poner atención a ciertos elementos que tienen una relación directa con las redes sociales, espacios en donde se encuentra el grueso de esta audiencia, si es que pretenden llegar a ella:

1. Contenido. Se debe innovar en como y de que se escribe. Los medios deben de conocer el lenguaje de las redes sociales, ser capaces de innovar en la forma de decir las cosas.

2. Creatividad. Los comunicadores necesitan transmitir mejores historias y contarlas de otra forma. Deben contextualizar para que el contenido generado explique a los lectores como es que se llego a la situación actual y por ende les aporte valor.

3. Control. Si se quiere estar activamente presente en las redes sociales, se debe aceptar que se perderá un poco el control de la información. Se debe estar consiente de la gente va a comentar nuestras notas, destrozarlas, hasta insultarnos, se generará debate. Van a suceder muchas cosas a partir de los contenidos. Lo importante de esto es que tanto vamos a poder dialogar en ese proceso.

4. Comunidad. Crear una comunidad propia, ya que el lector quiere sentir que forma parte de una comunidad de interés, de sensaciones y de iguales. En la medida en que los medios y comunicadores conformen una comunidad, van a generar lealtad a sus comentarios, letras o plumas. Pero para crear comunidad hay que interactuar; si no se está dispuesto a interactuar no estamos hablando de la revolución 2.0. Hay que tener disposición para estar disponibles fuera del horario de oficina, a ser recomendadores, a ser agregadores, a buscar a quienes son los influenciadores y a incidir en la conversación del ciudadano.

En la nueva dinámica comunicativa, se requiere crear nuevas audiencias y nuevos lectores. Las cuatro C's que tienen que guiar el periodismo actual (contenido, creatividad, control y comunidad) son la verdadera revolución 2.0.