Banner

Algunas ideas del artículo de: www.gestiopolis.com

Siempre que nos enfrentamos a situaciones adversas en nuestra vida, reaccionamos acorde al grado de estrésque éstas nos hacen sentir, así como también hacemos contactos con nuestras emociones, sea cual sea la que esté de turno. El amor, la alegría, la rabia, la tristeza y el miedo son nuestras cinco emociones básicas y a través de ellas nos conectamos con el mundo y creamos o destruimos las relaciones humanas.

Una de las características del ser humano es que tiene emociones. Las personas pueden cambiar de estado de ánimo en un abrir y cerrar los ojos: de la felicidad a la tristeza. Estos cambios afectan no sólo el ámbito personal sino también el ámbito laboral. Siendo esta una de las razones para conocer y reflexionar sobre el significado de la Inteligencia Emocional.

El término Inteligencia Emocional se refiere a la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales en uno mismo y en los demás. Inteligencia Emocional no es ahogar las emociones, sino dirigirlas y equilibrarlas.

La inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, y la motivación.

conocimiento y manejo de la Inteligencia Emocional es cada día más relevante para el desarrollo organizacional y de los trabajadores. Los principios de la IE proporcionan una nueva forma de comprender el comportamiento de las personas, los estilos gerenciales, actitudes, habilidades interpersonales y personales. Este conocimiento es importante en la planificación de los recursos humanos, descripción de cargos, desarrollo de las entrevistas de reclutamiento y selección de personal, desarrollo gerencial, relaciones con los clientes, y prestación de un mejor servicio al cliente.

La IE considera que para ser exitoso se requiere un efectivo autoconocimiento, autoconciencia, autocontrol y manejo de las propias emociones, de las emociones de otros. La IE establece dos aspectos fundamentales a dominar:

1. Entenderse uno mismo, las propias metas, las intenciones y motivaciones, las respuestas y comportamiento

2. Comprensión del comportamiento y sentimientos de las otras personas

Para mantener una buena imagen personal, organizacional y un ambiente laboral armónico, es imperativo que la gerencia empresarial genere un conjunto de estrategias de reeducación y desarrollo del potencial humano que permita a sus trabajadores pasar, por ejemplo, de la ira al entusiasmo, de la frustración a la satisfacción, ya que cada día con seguridad, nos enfrentamos a emociones –propias y ajenas- lo que implica la necesidad de desarrollar el arte del manejo inteligente de las emociones.