Banner

Cómo evitar que los medios sociales destruyan nuestro negocio

 

Tomado de: www.puromarketing.com

Los medios de comunicación sociales han impactado en directores generales, ejecutivos y empleados de las empresas de todo el mundo, en la forma en que perciben sus roles, cómo se organizan internamente, cómo se comunican con el mercado y cómo interactúan con sus clientes.

Algunos críticos han cuestionado el ROI del Social Media, otros que no existe parámetro para demostrar su valor, pero en ambos casos se pasa por alto el hecho que su comunidad de marca no sólo responde a la perfección a los medios sociales, sino que los aprovecha al máximo.

Los consumidores de todo el mundo son más conscientes de las múltiples crisis globales que enfrentamos como nunca antes, gracias a la información que se encuentra en Internet. A la luz de las protestas que se extienden por el mundo árabe de desastres naturales como el terremoto de Haití o el Tsunami de Japón entre otros, los consumidores son más sofisticados en su capacidad de conectarse entre sí a través de los medios en torno a lo que les importa.

Esto puede ser una fuerza muy poderosa para una marca, o bien su perdición. Aquí está el por qué:

Transparencia: en los próximos años habrá una llamada para una mayor transparencia de las marcas. Desde el escándalo de Wikileaks, no hay nada más importante como la información privilegiada, por lo tanto, las marcas lo necesitan para actuar de manera más auténtica y ser más responsables de sus errores. Si no es así, los consumidores no sólo son conscientes, sino que están armados con las herramientas para difundir ese mensaje, animando a sus comunidades, familias y amigos para boicotear sus productos y a la marca en general.

Responsabilidad: En función de la toma de conciencia sobre los problemas de la comunidad mundial, los consumidores buscan marcas que desempeñen un papel importante en el cambio social, intentando llenar el vacío que dejan los gobiernos y sus políticas con las empresas. Lo que es más, son conscientes que muchas marcas se han beneficiado generosamente en momentos que sus clientes luchaban desesperadamente, siendo testigos de cómo se aprovechaban del momento. Por este motivo, la intolerancia hacia las marcas socialmente irresponsables tiene grandes dimensiones y su capacidad para compartir su insatisfacción es muy amplia.

Redundancia: Los períodos de transición tecnológica trae sobrevivientes y víctimas. Como consecuencia, las empresas que insisten en perpetuar el pensamiento y comportamiento que les sirvió en el pasado ya no tiene el mismo sitio que en la actualidad

La realidad de los monopolios de las empresas, de los estados nacionales en competencia, de un planeta de recursos infinitos, ha sido sustituido por un mercado social empresarial, una comunidad global y un planeta finito que lucha por sobrevivir. Las empresas que velen por este cambio, serán las que sobrevivan. Las otras, serán cada vez más irrelevantes en un mercado en constante movimiento.

Creatividad: Un nuevo tipo de director general, de empresario, empleados, consumidores y accionistas está surgiendo, formando una nueva conciencia, que nos lleva a un nuevo enfoque creativo sobre la forma de practicar la vida privada y profesional como individuos y corporaciones. Pensando en el pasado no se resuelve el futuro, y por ello los CEO`s deben estar dispuestos a repensar la forma de actuar, las empresas de cómo organizarse, las marcas a re-imaginar qué productos y servicios prestar y los consumidores a cambiar sus hábitos de compra. Esta capacidad creativa y de adaptación es lo más persistente en los medios de comunicación actuales.

Las empresas que hacen contribuciones significativas al mismo tiempo que escuchan las voces de los demás, son las que realmente se involucran en su comunidad. La capacidad de hacer requiere una creatividad que muchas veces se ve sofocada por la inercia institucional y quien la alcance, tomará el liderazgo.