Banner

Calidad vs. Cantidad, estrategias de social media

 

Tomado de: www.theslogan.com

La disyuntiva entre qué es mejor, si Cantidad o Calidad, siempre se ha prestado a peleas conformadas por dos bandos que levantaban la bandera de las ventajas de una u otra postura.

Con la aparición de las Redes Sociales y su implementación como estrategia de Marketing Online valioso, acorde al momento histórico del que somos testigos y que permite agregar valor a través de la información y la interacción, volvemos a participar de esta guerra entre Calidad y Cantidad.

Mientras que un segundo grupo cree que la calidad de las publicaciones junto con la interacción lograda es más significativa. Bueno, para no perdernos entre blancos y negros, creo que es mejor dejar de lado estas discusiones y prestar atención a los grises para explicar porqué ambas cuestiones son necesarias.

Calidad

La calidad de nuestros perfiles es muy importante más allá de la cantidad de followers, amigos o fans se tengan. ¿A qué nos referimos con calidad? A que el tipo de publicaciones que allí posteamos debe original, interesante, que responda al target que consume nuestro producto o servicio, que tenga capacidad de ser compartido y comentado. Lo mejor que nos puede ocurrir es que nuestros perfiles sean tenidos en cuenta como referente del tema en que somos expertos.

Si alguien está buscando información sobre nuestro rubro y le recomiendan entrar en nuestro blog o Página de Facebook porque allí seguramente encontrará la respuesta a su consulta, entonces hemos hecho las cosas bien. Mejor todavía si los propios seguidores plantean consultas, ideas, pensamientos o instalan polémicas. Un Muro de Facebook que tiene movimiento, un hashtag que hemos popularizado o un post en un blog que ha generado controversia o tiene capacidad de llamar la atención para plantear discusiones es muy valioso. Incluso aunque no tengamos la cantidad de seguidores que quisiéramos. Lo importante es que estas herramientas son canales para fidelizar, y si nuestro target está fidelizado, entonces confía en nosotros, nos respeta como formadores de opinión en nuestro campo, nos recomienda, nos conoce más profundamente y nos valora. La reputación en Internet es una de las cosas que más hay que cuidar, porque es justamente lo que los prospectos están intentando averiguar: si valemos lo que decimos que valemos.

Cantidad

Tampoco es correcto plantear que la Calidad es el rey mientras que la cantidad no tiene ninguna importancia. Al contrario de muchos otros analistas, community managers y bloggers, diré que no es delito buscar aumentar la cantidad de personas que nos siguen. Si un árbol cae y no hay nadie cerca ¿hace ruído?

Por todo lo mencionado en el punto anterior, no considero que tener muchos seguidores sea una única opción, pero sí es sano para nuestra estrategia contar con un número importante de personas que están al tanto de lo que hacemos. Eso sí, hay que saber elegir a quienes nos van a seguir. Igual que como se manejan las bases de datos dentro del Email Marketing, no es de mucha utilidad agregar personas que nada tengan que ver con el público que consume nuestro producto. De ese modo, estaríamos generando una imagen negativa ya que se sentirían invadidos por información que no es de su interés y esto puede afectarnos. Pero, si logramos construir una comunidad y conformar un grupo de personas que se interesen por el tema en que somos expertos, entonces será más fácil conseguir que interactúen en los muros de nuestros perfiles, se identifiquen con nosotros y compartan nuestras informaciones con personas allegadas que responden al mismo target.

Entonces...

Ninguna estrategia es excluyente de la otra. ¿Para qué restar si podemos sumar? Es menester contar con perfiles actualizados, con informaciones interesantes, que tengan capacidad de ser compartidas, que generen conversación e interacción, pero también debemos tener una cantidad de seguidores que sea la necesaria para que los esfuerzos tengan un sentido, para fidelizarlos y para alcanzar el objetivo final de todas nuestras acciones en internet más allá de sumar valor y es, ni más ni menos, alcanzar la conversión.