Banner

Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo

 

Tomado de: www.puromarketing.com

Manuel Luque, era el nombre del protagonista de aquel popular spot publicitario de los años 80 que hizo famoso eslogan y mensaje publicitario del 'Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo'.

Por aquel entonces, la marca de detergentes 'Colón', importaba directamente desde EE.UU una estrategia publicitaria que había demostrado ser realmente exitosa y efectiva entre los televidentes y consumidores, y que puesta en marcha en nuestro país logro convertirse en todo un clásico e icono de la publicidad televisiva, además de servir para convertir este producto estrella en un auténtico super ventas.

Ahora, en plena época dorada de las redes sociales, los tiempos han cambiado y el mundo de la publicidad televisiva parece haber "evolucionado" hacia una dirección sin rumbo definido, donde los famosos eslóganes han quedado casi olvidados como un recurso del pasado. Para muchos, la publicidad televisiva ha pasado del eslogan a lo absurdo.

Sin embargo, claros ejemplos como el de Colón y su anuncio publicitario, nos han dejado una valiosa herencia para entender conceptos primitivos del funcionamiento de la mercadotécnia y de como los consumidores, aunque influidos por múltiples y diferentes factores, son propietarios del gran poder de tomar sus propias decisiones.

Ahora, en una nueva era donde las nuevas tecnologías y el medio internet se posicionan como las herramientas más útiles para los actuales consumidores, las empresas y marcas deben entender más que nunca el significado más profundo de aquel famoso mensaje de los 80'.

De acuerdo con los datos de un reciente informe de PowerReview, el 33% de los consumidores online, es decir, 1 de cada 3, han buscado productos u ofertas especiales a través de internet. Así como que el 50% de los consumidores pasan el 75% del tiempo dedicado a las compra online realizando investigaciones previas sobre productos, donde se tienen en cuenta análisis de los mismos, comparativas de precios y comentarios, así como experiencias y comentarios de otros clientes y consumidores.

Esto nos da a entender que los consumidores actuales han dejado de ser impulsivos para convertirse en compradores más racionales, o al menos en el sentido de tener más en cuenta todo tipo de opiniones y recomendaciones y tomarse el tiempo necesario para buscar y comparar diferentes opciones a través de la red antes de tomar una decisión de compra.

Evidentemente, este es algo que en el comercio tradicional también podemos detectar y no es diferente del popular hábito con el que muchos consumidores se refieren al "ir de tiendas". Sin embargo, las nuevas tecnologías como internet y los teléfonos o dispositivos móviles permiten a los consumidores acceder a mucha más información, y con ella manejar un mayor abanico de alternativas y opciones.

Hemos de reconocer que los tiempos han cambiado pero téngalo claro. Si su producto o servicio no es el mejor, seguirán buscando hasta encontrarlo.